lunes, diciembre 5, 2022
InicioNoticiasCulturaLlega "El fin de la humanidad en la Tierra o el Proyecto...

Llega «El fin de la humanidad en la Tierra o el Proyecto Voyager» al Teatro Orientación

*  Relato futurista que se desarrolla en septiembre de 2025, la Voyager 1, la sonda espacial que más lejos ha llegado manda la última transmisión a la Tierra antes de perderse en la inmensidad del espacio

CIUDAD DE MÉXICO, 07 de octubre de 2022.- Pareciera que la esperanza de una vida mejor aquí en la Tierra es una utopía y que la única opción es destinar todos los recursos en corromper el orden natural del Universo, llevando a la humanidad a un planeta distinto al que le dio la vida. Vivimos en una constante lucha por la sobrevivencia individual, por mantener el ideal del progreso, mientras en el transcurrir de los días soñamos con encontrar la respuesta fuera de nosotros. ¿Qué relevancia pueden tener los conflictos individuales ante los conflictos cósmicos?

El Fin de la Humanidad en la Tierra o el Proyecto Voyager habla de los opuestos: mientras la humanidad no teme entrar al abismo del espacio, y literalmente salir de este mundo, en la intimidad de nuestras habitaciones podemos llegar a sentir la brutalidad de la soledad. La misma soledad que nos llevó a mandar señales lejanas como las Voyager para no sentirnos abandonados en el Universo. Esta es una obra que va del micro de los personajes solitarios al macro inefable del Universo.

El fin de la humanidad en la Tierra o el Proyecto Voyager confronta la ambición espacial contra el sentimiento de soledad que podemos sentir en la intimidad. Ante la inevitable destrucción de la vida en el planeta, persevera un deseo de la humanidad de convertirse en una especia interplanetaria, buscando por ejemplo poblar Marte, declarando que la única opción para la preservación de la humanidad es mirar hacia lo lejano en lugar de profundizar en lo personal, en lugar de buscar una salvación para el único hogar que hemos conocido.

Vivimos en una época en la que creemos estar vinculados por medio de la tecnología. Gracias a los avances de los medios de comunicación, las distancias se han acortado, creando la ilusión de que tenemos un encuentro verdadero. Sin embargo, cada vez es más difícil establecer relaciones reales. El sentimiento de ausencia no logra desvanecerse aún con estos medios.

Sigue latente la necesidad humana de sentirnos acompañados, y el anhelo de entender nuestro entorno ha llevado a la humanidad a realizar proyectos espaciales en busca del conocimiento, como lo es el Proyecto Voyager. El cual ha sido una de nuestras principales inspiraciones. El Proyecto Voyager consistió en mandar dos sondas para explorar los rincones más lejanos del Sistema Solar. Asimismo, cumplían una segunda misión: transportar un disco de oro cada una, que contenía toda la información de la humanidad. Desde saludos en múltiples lenguajes, sonidos de la Tierra y música emblemática; hasta imágenes representativas de la vida en el planeta. Todo aquello con la esperanza de que algún día, quizá dentro de millones de años, los discos sean encontrados y den constancia de la existencia de la humanidad. Queriendo convencernos de que estamos acompañados. Nos negamos a pensar que estamos solos, abandonados.

El fin de la humanidad en la Tierra o el Proyecto Voyager, aborda el tema de la soledad, de la necesidad latente de un contacto real más allá del paliativo que ofrecen las soluciones tecnológicas y de cómo podemos llegar a sentirnos solos y pequeños ante la inmensidad del Universo.

La dupla de directores Manuel Cruz Vivas y Antonio Pérez Jiménez ofrece una visión fresca, el entusiasmo e interés por el desarrollo del Teatro Físico en México. David Gaitán funge como asesor de dirección y dramaturgia. Su acompañamiento impulsa la consolidación de un montaje que refleja las inquietudes artísticas de todos las partes creativas.

El fin de la humanidad en la Tierra o el Proyecto Voyager, de Antonio Pérez Jiménez, cuenta con la dirección del mismo Pérez Jiménez y Manuel Cruz Vivas. El elenco está integrado por alumnos egresados de la Escuela Nacional de Arte Teatral (ENAT): Erika Mora, Ale Martínez, Andrea Aguilera, Frida Ugalde, Alejandro León, Iván Zambrano y Ángel Abad.

Complementan el equipo creativo como asesor en dirección y dramaturgia, David Gaitán; diseño de movimiento, Ale Martínez; asesora en movimiento, Yadira Salvador González; composición musical y diseño sonoro, Alberto Rosas; diseño de escenografía; Alita Escobedo; diseño de vestuario, Mauricio Arizona; diseño de iluminación, Karla Bleu; productor ejecutivo y coordinación general, David Castillo; asistente de producción, Fernanda Carrión; Fotografía, Bruno Uribe y Pablo Federico; diseño gráfico e imagen, Ale Martínez y como gestores, Antonio Pérez Jiménez y Ale Martínez.

El fin de la humanidad en la Tierra o el Proyecto Voyager es una producción del colectivo Velocidad de Escape, que se presentará hasta el próximo 07 de noviembre (no hay función del 26 al 30 de octubre), lunes, miércoles, jueves y viernes a las 20:00 horas, sábados a las 19:00 horas y domingos a las 18:00 horas, en el Teatro Orientación Luisa Josefina Hernández del Centro Cultural del Bosque.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments

on
on CUERPOS
Richie Muscios on POLÍTICA POP
Richie Muscios on EDUCACIÓN SEXUAL EUROPEA
Richie Muscios on AL AIRE, FUERA DEL AIRE
on Chiales